Fernando Andia

Durante mi trabajo en diversas escuelas de Alemania y Luxemburgo,  he podido notar que el acceso gratuito a la educación de buena calidad, es  algo muy positivo para el desarrollo de los niños y jóvenes, sin embargo el espíritu de competencia es muy marcado y lo aprenden desde una muy temprana edad, la presión de obtener buenas calificaciones es algo que ellos mismos se proponen, creando un sentimiento de eficacia, marcada rivalidad y un alto rendimiento academico.

Describir por ejemplo el espíritu que reina en una clase alemana, se podría resumir en las siguientes palabras "un fuerte clima de individualidad", esta situación es lo que ha conllevado a poder hablar de una particular expresión o estado educativo europeo “la infancia en crisis”. Y la idea y deseo es de poder contrarrestarla, esto significa que las características natas de un niño están en peligro, caracteristicas como por ejemplo, utilizar parte de su tiempo libre solo para jugar con sus hermanos o amigos, trepar árboles, saltar la soga, leer o escribir cuentos, utilizar su creatividad para pintar o moldear algo, etc.

Estos pasatiempos son necesarios para que el niño a través del juego pueda desarrollar algunas habilidades sociales, en nuestra moderna vida de Facebook, Tablets, Play station, etc. Olvidamos que nuestras capacidades sociales las aprendimos interactuando con personas o no enfrente de pantallas o aparatos.  

No se puede negar que todo evoluciona y también las formas de jugar cambian y lo particular de esta época es, de que la expectativa hacía los niños crece y de ellos se espera que actúen ya desde una temprana edad como pequeños adultos, bajo el estandarte de preparación para el futuro,se le esta quitando un poco de su niñez al infante, aprendiendo idiomas o a tocar instrumentos que a su edad no necesitan, realizando cursos o talleres que los padres desean etc. No deseo criticar las decisiones de los padres, ya que actúan de buena voluntad, simplemente es contribuir con una observación, la sugerencia sería, que es muy favorable saber escuchar a sus hijos y motivarlos a que aprendan a expresar sus propios deseos, darle importancia a lo que ellos manifiestan es algo muy importante para su desarrollo personal, pero cuidado, esto no es una apología al ocio o a la fomentación de perdida de tiempo.

Esto no es el caso, a mi parecer seria muy beneficioso si los padres tuvieran la capacidad de poder incentivar la curiosidad de sus niños y combinarlos con su gran deseo de aprendizaje.

Por su naturaleza, el niño desea  aprender en cada momento y de nosotros depende llenar el futuro, al que llamamos niños, con los conocimientos  y valores humanos necesarios.

Mi motivación para el desarrollo de este proyecto es  de acercar más a los niños europeos a mi cultura suramericana, explicando nuestros conocimientos milenarios, interactuando con ellos de diversas formas para así poder matizar un poco su percepción cultural del mundo, a su vez tengo la oportunidad de liderar un grupo muy motivado de jovenes europeos que me ayudan a realizar este proyecto.

Para concluir, algo curioso, los cursos menos valorados en la mayoria de las escuelas como deporte, ejercicios pedagógicos, baile, filosofía o canto, forman el núcleo principal del concepto que yo mismo he diseñado. Hasta la fecha este concepto pedagogico de origén peruano, me brinda muchísimas palabras alentadoras de parte de los profesionales alemanes y luxemburgueses. Es gracias a este éxito que seguimos con muchos animos  hacia delante.


Nora

Yo tengo la oportunidad de experimentar casi a diario que los conocimientos se profundizan de una forma más efectiva cuando uno mismo los experimenta o los comprueba. El método de explicar los derechos de los niños de una forma como jugando, es algo que no se vive a diario en la curricula escolar, como tampoco como aprender a trabajar y resolver obstáculos en grupo, es por esta razón que puedo recomendar este proyecto. Para mi fue una alegría poder ser parte del grupo de reclutamiento del señor Fernando Andia. Yo trabajo como instructora de baile desde hace 3 años y en estos momentos estoy concluyendo mis estudios de educación para poder ser maestra. De esta manera enriquezco de primera mano mis conocimientos pedagógicos a través de mi función como entrenadora  o fomentadora cultural

puedo compartir mi pasión, es decir mis conocimiento de danza y movimiento ritmico con los niños.


Kim Eifel

Soy estudiante de derecho y lo que me motivó a formar parte de este equipo , fue la pregunta de: ¿ cómo funciona el derecho de estado? Independiente de como se responda esta interrogativa, es  a mi parecer muy importante que  todos sus miembros, ya sean niños, jóvenes o adultos, conozcan y disfruten de los derechos que les brinda el estado.

Especialmente es importante que los niños sean conscientes de sus derechos, a menudo muchos niños no saben que tienen derechos.

Por ejemplo, en uno de nuestros talleres, una chica estaba convencida que su opinión no era importante y el desconocimiento de sus derecho de “ser escuchada” repercutía de una manera negativa en su  animo y conducta. A través de este proyecto los niños  no solo aprenden sus derechos, cuantos, cuales , desde cuando los hay sino también aprender a tomar responsabilidades y saben lo que la sociedad podría esperar de ellos. Todo esto  se presenta de una forma pedagógicamente adecuada  y favorable a las necesidades y  entendimiento de los niños. Este concepto cuanta con varias etapas donde los niños viajan de forma imaginaria por el mundo conociendo sus derechos, este viaje promueve de una forma positiva su espíritu de equipo, empatía y un pensamiento  creativo e independiente.

Por lo tanto, el proyecto combina contenidos educativos, psicológicos, filosóficos y jurídicos algo que hasta el momento es alegremente aceptado por todos los participantes.



Sarah Vogelgesang

Desde que estoy estudiando educación, me encuentro trabajando en una escuela primaria, dando clases de alemán, el trabajo en este proyecto es para mí una muy buena experiencia profesional que me brindará seguridad y confianza para desenvolverme mejor en mi deseada carrera. Particularmente me gusta mucho la idea  que hay detrás del proyecto. No solo es bueno para que los niños aprendan sus derechos sino también que a mi parecer, estos métodos pueden ser empleados para  todas las edades, es más muchos de ellos son utilizados en la capacitación de algunas empresas .

He podido notar que a menudo los niños ni siquiera saben, cuantos ni cuales son sus derechos. La convención de los derechos del niño de la ONU, no fue algo que se trato en clases cuando yo aún visitaba la escuela y tampoco al ser estudiante universitaria conocía todos mis derechos humanos, ya con mi adulta edad puedo defenderme y hacer cumplir mis derechos, si los necesito.

¿Pero  que pasa por ejemplo con los niños, que sufren de violencia doméstica o similares maltratos? Por eso es vital para los niños que conozcan sus derechos vigentes  y que existen leyes internacionales que los protegen y prohíben cada clase de maltrato contra los infantes . La particular forma de transmitir estos conocimientos en las escuelas fue lo que me motivo personalmente de formar parte de este equipo. Lo aprendido hasta el momento es algo que hasta no he podido aprender en la universidad. Ya que en una clase normal de los derechos de los niños se esperaría que estos aprendieran de memoria sus 54 artículos.  Con nosotros los niños aprenden sus  derechos pero no todos los 54 articulos, escojemos algunos que a nuestro parecer son los más importantes y tengo la sensación que se divierten con el trabajo que hacemos y son muy felices aprendiendo.

Ver a los niños felices y observar como no se cansan de aprender, me regala una linda sensación personal y me confirma que vocación como profesora, es la correcta.


Henrieke Melchior

El Toupi-Group – no es ningún nombre espectacular. Pero cuando uno se asoma a conocer su significado, podrá notar que vale la pena saber lo que se encuentra tras este proyecto.

Actualmente me encuentro cruzando la carrera de "International Management", con un enfoque en el idioma español y alemán. En mis estudios no tengo nada que ver con pedagogía o enseñanza escolar, mi enfoque en el primer plano es el logro de objetivos económicos y de diseño de métodos rentables para empresas. Garantizar el éxito y ser capaz de planear  altos estándares de competitividad, esto entre muchos conocimientos más, es lo que se nos instruye desde el principio de mis estudios. Sin embargo, esta presión que sienten muchos de mis compañeros como también mi persona, es algo que  conocemos y remonta desde temprana edad, no todos los jovenes universitarios saben como sobrellevarla, precisamente el proyecto de Fernando Andía, les enseña a los niños aprender a llevar esta clase de presión de una forma pedagógica, donde el éxito no siempre debe ser algo personal sino también algo que se debe de experimentar en equipo. Y por esta ideología que decidí apoyar con mis conocimientos universitarios a esta iniciativa. El Toupi-Group esta en la constante búsqueda de apoyo, en las diversas formas, tanto como el de carácter humano como financiero, con el fin de poderle brindar a los niños una oportunidad única, de no solo aprender sus derechos sino también a contribuir en el desarrollo de sus habilidades sociales.

Por ejemplo los materiales, gastos continuos de movilización son sólo algunos de los muchos costes que están siendo costeadas por el momento  de manera privada. Si deseas ayudarnos, estaríamos encantados por tu apoyo en forma de donación o de información donde se podría obtener alguna financiación.  Los niños y nosotros te lo agradeceremos.


toupi-group

Frauenstr.12

54290-Trier

mail@toupi-group.org